Archivo

Posts Tagged ‘Esteban Jaramillo’

SIGUIENDO HUELLAS: JESÚS MARÍA ESTEBAN JARAMILLO GUTIÉRREZ

noviembre 21, 2011 4 comentarios

SIGUIENDO HUELLAS:

JESÚS MARÍA ESTEBAN JARAMILLO GUTIÉRREZ

 Por: Santiago Jaramillo Montoya ©

Septiembre 16 de 2005

Ensayo ganador del Concurso Departamental: “Vida y Obra de Esteban Jaramillo”. Comité Departamental de Cafeteros. 

Jurados: Entre otros, Dr. Juan Camilo Restrepo (Ministro de Agricultura).

Supervisión  por: Fernando León González Correa y Fundación Celia Duque

No es ninguna coincidencia que en el Bambuco Abejorral se refiera a este  municipio así:

“ABEJORRAL, ERES CUNA DE GRANDES HOMBRES…”[1]

 “Aquí donde los yesqueros improvisan su lumbre”[2], nacieron los héroes y heroínas que en algún momento del siglo pasado, especialmente, construyeron ciudadanía, formaron ciudad, identidad y, siguiendo el legado del buen antioqueño, forjaron el desarrollo de nuestra nación.

Es necesario hoy recordar  a personajes de la talla del Obispo de Pasto, Manuel Canuto Restrepo; Clodomiro Ramírez, Rector dela Universidadde Antioquia; Celia Duque, propulsora de la educación femenina en todo el país, mujer liberal para su época y feminista a su estilo; el mago de las finanzas, el Doctor Jesús María Esteban Jaramillo Gutiérrez y otros más que en algún momento de la historia nos permitieron llamar a este pueblo  “La Tierrade los Cien Señores”.

Partir de ellos es ilustrar un camino de prosperidad  en un país con ciudadanos que no interpretan el sentido de la vida productiva, puede ser un modelo de éxito y superación.  Esa historia de compromiso y participación en todas las ramas del saber, nos permiten comprobar lo dicho por el Nóbel Octavio Paz[3] : “La memoria no es lo que recordamos, sino lo que nos recuerda”.

Esos recuerdos están construidos por el cambio que jalonaron estos hombres y mujeres abejorraleños en la historia local, departamental, nacional y hasta en el ámbito internacional.  Abejorraleños, como don Marcelino Palacio en compañía de otros emprendedores exploradores, contribuyeron a la fundación de Neira (Caldas) y luego a la hidalga ciudad de Manizales (Caldas); además Don Marcelino fue uno de los primeros exploradores del Nevado del Ruiz.

Otra serie de personajes inquietos por el conocimiento y el servicio, mejor el conocimiento puesto al servicio del país engalanaron nuestra historia: Ingenieros, educadores, filósofos, artistas, juristas, abogados, diplomáticos, políticos, economistas; en fin, una innumerable lista de profesiones, que le permitieron a Abejorral, “hacer parte de la construcción histórica, tanto de Antioquia como de Colombia, entre fines del siglo XIX y principios XX”[4]

Este trabajo está dirigido a la vida y obra del Doctor Esteban Jaramillo Gutiérrez, oriundo de Abejorral,  nacido el 3 de septiembre de 1874, en el mes del amor y la amistad. Fue ese amor a su trabajo y a su vocación de líder nacional que lo consolidó como un hombre fundamental, repetidamente necesario en varios gobiernos, para orientar  economía colombiana. El ex presidente de la República, Carlos Lleras Restrepo[5] se refiere a Esteban con las siguientes palabras: “dos terceras partes de su vida se hallan marcadas con las huellas de los furiosos ataques que hubo de soportar y resistir”. Por lo anterior, se prueba un elemento de perseverancia y entrega incondicional, que sólo el amor por el que hacer diario puede ofrecer las recompensas;  ese reconocimiento se puedo hacer en un ayer, en un hoy y un futuro perpetuo.  Esteban, de esta manera es un personaje que jamás pasará en la historia del país.

Personaje, no sólo por la curiosidad de su nombre: Jesús María Esteban, sino especialmente por sus peculiaridades, que desde su nacimiento lo hacían notable: con rasgos personales que lo diferenciaban como advertiremos más adelante.  De la peculiaridad de sus nombres, tres a falta de uno, no se escaparon personajes de su misma época como León de Greiff, quien realmente se llamaba Francisco de Asís León Bogislao de Greiff Haeusler, descendiente de un bisabuelo sueco, por línea paterna, y de un abuelo alemán, por parte materna.  Esteban, hijo de dos antioqueños, colonizadores, con apellidos comunes y corrientes tuvo la suerte de tener tres y no siete nombres como le ocurrió a de Greiff, a Pablo Neruda y muchos otros, fiel reflejo de la cultura cristiana dominante en la época.  De aquí entonces que el pensamiento de Esteban, resultara liberal y de izquierda para su época.

El post barroquismo, esto es la tendencia a complicar el valor estético del arte, permeó de alguna  manera también la cultura de los nombres, no sólo en Antioquia como muchos creyeron, sino también y especialmente en los países hispanos, que heredamos algo más que el idioma y la cultura religiosa. La organización social, los estratos y las agrupaciones ostentadoras del poder político y religioso, partiendo de la familia enteramente matriarcal, son parte de la herencia y del colonizaje que aquí evidenciamos.

La partida de bautismo de Jesús María Esteban Jaramillo Gutiérrez, así en el Despacho Parroquial hubieran dicho: – ¨ Y es que ese señor nació aquí?, textualmente reza como aparece en el anexo 1.

Con la anécdota del despacho Parroquial en esta pesquisa, nos queda clara una cosa: hay que empezar a recorrer la huella de nuestra historia.

1.         DE LEÑATERO Y ENCERRADOR, A  MEDICO DE CABECERA DE LA PATRIA

Jaramillo, hijo de dos sencillos abejorraleños, sin más abolengos que su honradez, Don Pedro Jaramillo, hijo de don Nicolás Jaramillo, rionegrero ilustre que coadyuvó a la Fundación de Abejorral; y de Doña Adelaida Gutiérrez; familia humilde, que habitaron para la época del nacimiento de Esteban, en la vivienda que es hoy el Hotel Colombia, a sólo cuadra y media de la plaza principal. Esta vivienda según el acta de donación otorgada por el Maestro José Antonio Villegas, fundador de Abejorral, para el año de 1811, está situada en el solar 22 – 46, propiedad de Don Francisco Palacio.  Allí en el caserón de tapias, que afortunadamente se conserva, dijo su madre Adelaida a una vecina que le preguntara: – ese “muchachito tan feo, tan feo, para qué lo va a criar?   – Será para Presidente, respondió la madre.  A fe que no lo fue,  porque su destino era administrar las finanzas del país y establecer las bases para nuestra estructura económica, durante muchos años. Estructura que aún permanece y es asignatura obligada en todas las carreras atinentes al tema económico.

Allí, en el hoy Hotel Colombia, Esteban nació y vivió hasta que emprendió viaje para realizar sus estudios universitarios y posteriormente ingresar a la vida pública, donde alguien lo llamó “El médico de cabecera de la patria”.

 

En esta propiedad, reposan varios mármoles en honor a Esteban Jaramillo que testimonian lo que propios y extraños han escrito de este prohombre:

“Esteban Jaramillo G

Ilustre Estadista,

Jurisconsulto y Escritor.

Homenaje

De la ciudadanía Abejorraleña

En el Centenario de su nacimiento

Septiembre 3 de1974”

“La Academia Antioqueñade Historia Honra la Memoria Del insigne Abejorraleño Esteban Jaramillo Gutiérrez, Gobernante, Ministro, Internacionalista, Profesor, Polígrafo, Académico Y el más agudo visionario y ejecutor Que en el campo de las finanzas, Registran los fastos dela República.

El Presidente

Javier Gutiérrez Villegas

El Secretario

Luis Sierra Hurtado

1.874-7974”

Su infancia y juventud, estuvieron  ligadas a las labores académicas, a andar a pie limpio jugando trompo, corozos y a las contribuciones que realizaba a su familia mediante el trabajo de cargar leña para  las familias acomodadas del pueblo;  para aquel entonces, nuestro municipio tenía montes cerca de su casco urbano.

(En nuestra cultura tradicional oficios como cargar  leña, vender carbón, hacer los mandados, encerrar los terneros, cargar el agua para los oficios domésticos o lavar ropas ajenas, eran considerados de baja talla. Oficios “pordebajiados” y de ñapangos, lo llamaban los abuelos. Fiel reflejo de esa especie de cultura de la blanquería y las clases sociales que se vivió en el poblado.

Para la época de Esteban, la luz eléctrica en el pueblo no existía; no sabíamos que existiera; prueba de ello es el Decreto N° 1 del 3 de enero de 1900, en donde se obliga lo siguiente:

“Que para la buena vigilancia de la población durante la noche es indispensable el alumbrado que debe costearse por los particulares, pues el municipio no tiene fondos ni suma votada para el efecto”. Agrega el decreto :” Todas las noches de las 7:00 p.m en adelante deben los vecinos del municipio colocar (…) velas encendidas (…)”.

 

Lo anterior indica, la necesidad  de utilizar leña para preparar sus alimentos en los muy conocidos  fogones de tapia; labor y necesidad que Esteban satisfacía a su temprana edad.  No debió ser su único oficio “plebe”, según se desprende de la usanza de la época.

Lo anterior da también malicia de la superación y la astucia, las capacidades de trabajo y de servicio, además de humildad, aprendidas por Esteban en el quieto transcurrir de los días pueblerinos.

Más adelante las  decisiones financieras de Jaramillo, son hijas de la experiencia  y fortaleza de carácter forjado desde su infancia y desde su humilde trabajo que seguramente creó en él la permanente necesidad de superación a sus propias carencias, pero también capacidad de servicio a sus semejantes. Un ejemplo de astucia por parte del Doctor Esteban, siendo Gerente del Banco Central Colombiano, hoy Banco dela República,  observando la crisis económica del país, ordenó mermar unos renglones y aumentar las márgenes al papel sellado. Este papel oficial era de obligatorio uso en todos los actos públicos, certificaciones, escrituras, partidas, escrituras y demás. Por tanto su consumo era alto y masivo; al mermar su espacio de escritura, aumentó su venta y el recaudo para el Estado.

Esteban, inició sus labores académicas, en la única escuela urbana que existía en el pueblo, dirigida por el llamado cariñosamente, Balbinito Jiménez. Posteriormente los estudios secundarios, en el Colegio de Varones de Abejorral, nombre que recibió este colegio hasta  1924; es decir, hoyla I.E ManuelCanuto Restrepo, regentada por Don Alejandro Vásquez, ilustre educador enla Universidadde Antioquia  y a quien correspondió la formación intelectual  de Abejorraleños como Clodomiro Ramírez, José Manuel Arango Velásquez, Agustín Villegas, Félix y Pedro Pablo Betancourt, Miguel María Calle.

Luego, gracias a su deseo de superación, – tenía una mentalidad de éxito y de conquista personal -, necesitaba superar sus limitaciones sociales y económicas, además de algunas de tipo físico[6]. Por ello el doctor Dionisio Arango Mejía, Gobernador de Antioquia, le ayudó a obtener una beca para ingresar en1889 a la Universidad de Antioquia.  Allí obtuvo el Título en Derecho y Ciencias Políticas, en el año de 1895.  Su inclinación inicial se radicó en el derecho civil; es decir, en el conjunto de normas e instituciones destinadas a la protección y defensa de la persona y de los fines que son propios de ésta. Se deduce, entonces, que Jaramillo, tenía vocación por lo público.

A pesar de que Esteban no se formó en el tema económico,  tuvo una fuerte inclinación por los temas financieros, lo que lo obligó a viajar a Paris en 1904, para especializarse en Ciencias Económicas y Financieras enla Universidaddela Sorbona, institución de la que también es egresado el Nóbel guatemalteco, Miguel Ángel Asturias.   Además, Esteban, en 1917 fue a Estados Unidos a especializarse en Economía y Finanzas.

Aunque, Jaramillo Gutiérrez, inició en cargos locales como Juez de Abejorral y luego fue trasladado a Fredonia por problemas laborales, pasó a ser Magistrado de la Corte Supremade Justicia y Gobernador encargado de Antioquia, en la administración departamental del General Rafael Giraldo y Viana en 1902 durante enero y febrero; diplomático en Francia; gerente y cofundador del Banco Central Hipotecario; ministro de Gobierno del Presidente José Manuel Marroquín[7], gracias al discurso tan impecable que realizó Esteban en la despedida de los restos fúnebres del General Giraldo en Bogotá; allí se le encargó la defensa en el Congreso Nacional el tratado  Herrán-Hay en 1903, el cual establecía el arrendamiento a Estados Unidos de una franja de territorio del istmo de Panamá para construir un canal que lo cruzara y uniera los dos océanos; sin embargo, Jaramillo, salió derrotado, ya que el Senado dela República se negó a ratificar este tratado.

 

2.         DE TALLA INTERNACIONAL

Comenzó la rebelión en Panamá y las Fuerzas Armadas estadounidenses tuvieron que intervenir para que las tropas colombianas no reprimieran el levantamiento. Estados Unidos reconoció la independencia de Panamá. Posteriormente, en el mandato de Jorge Holguín las tensas relaciones resultantes entre Colombia y Estados Unidos se resolvieron en 1921 por medio del Tratado Thompson-Urrutia, en donde Colombia renunció a sus derechos con Panamá; aportando así un golpe total a lo propuesto por Esteban Jaramillo años pasados.  La indemnización que recibió Colombia por la provincia de Panamá se debió invertir en la construcción de un Banco Central, entidad en la que Esteban se consolidó como el primer gerente general durante la administración del General Rafael Reyes Prieto[8].

El Banco Central, al mando de Esteban Jaramillo, debió ejercer la actividad de recoger las antiguas emisiones del papel moneda y facilitar el retorno al patrón oro; ya que Colombia contaba con un margen muy estrecho de papel moneda y de monedas de oro; por lo que tenía que recurrir a monedas mexicanas, inglesas y norteamericanas. Para este ejercicio se necesitó un organismo que se encargara del control fiscal, por lo que nacela Contraloría Generaldela Nación, entidad encargada de controlar y fiscalizar los gastos nacionales.

En este mismo período de gestión administrativa, el gobierno debió afrontar la pérdida de la escasa infraestructura de mercancías, la disminución de la obra de mano barata para las implantaciones de café y la entrega de las tierras nacionales a los extranjeros por las excesivas deudas de la nación y sus habitantes con los exportadores internacionales.

Luego Esteban fue Ministro de Agricultura y Comercio del presidente Marco Fidel Suárez[9], entre 1918 y 1919; Ministro del Tesorero de la administración  del mismo presidente entre 1919 y 1921. En este gobierno  fomentó obras como el transporte ferroviario y fluvial, el servicio de aviación comercial, el telégrafo inalámbrico para Santafé de Bogotá y para las principales ciudades. Además esta fase se caracterizó por la crisis fiscal que provocó la post guerra dela Primera Guerra Mundial, ya que un país como Colombia de dependencia absoluta a los ingresos tributarios del comercio exterior, se dificultaba propiciar espacios de exportaciones de la materia prima que para el entonces era la principal fuente de retribución económica en grande.

El Doctor Nicanor Restrepo Santamaría, sintetiza la crisis del 21 (1.921) de la siguiente manera:

“a) Una guerra de casi cinco años que conmovió al globo entero y trajo ruinas, desigualdades y sorpresas nunca vistas” [la Primera Guerra Mundial, 1914-1918]

“b) Una alza de precios sin precedentes, seguida de una baja fatal”.

“c) Una prosperidad súbita, como nos vino en 1919 y principios del 20. Llegó el oro de Estados Unidos por millones, se amonedó el del país, trabajando día y noche la casa de moneda. Sobraba el dinero y se invertía en negocios que dejaban siempre margen, sin reparar en precios, lo que hizo más grande el desequilibrio de ellos”

“d) Halagados con esta repentina prosperidad, el país todo se lanzó en especulaciones desatentadas. Surgieron compañías de aeroplanos; hoteles gigantes; alza de la propiedad raíz sin justificación; y, síntesis de todo, un abuso del crédito, en que no sabe uno que admirar más, si la audacia de los que contrajimos compromisos o la confianza de los que concedieron esos créditos “.

“e) El gran pedido, la mala administración en la Aduana, y otras causas, produjeron la demora de la carga en la Costa, por meses y hasta por años; no venía la mercancía; se cumplían los cortos plazos que da el exterior; llegaban los artículos cuando ya se tenía noticia de que valían la mitad o menos en los países de origen, y entonces hubo que dar a menosprecio y perder en proporciones enormes.

“f) Bajó el café, de cinco pesos o más en que se pagó en algunas poblaciones, a ochenta centavos la arroba. Faltó este valor de exportación; hubo que devolver el oro que habíamos traído y todo el que producíamos y quedó el país exhausto, sin dinero y sin créditos.

“g) Finalmente…coincidió nuestra crisis con la del mundo entero y los créditos se cerraron para casi todos”

Para hacerle frente a esta crisis, Jaramillo, escribió uno de sus tratados: “La Reforma Tributaria, un Problema Fiscal y Social” publicado en 1918

Esta propuesta fiscal según Juan Camilo Restrepo, “se consideró como la primera defensa organizada que se hizo en el país de la tributación sobre la renta”. Gracias a este tratado el concepto del impuesto sobre la renta global,  se estableció luego por una ley de la Repúblicaque ordenó gravar la renta proveniente del capital con un 3%, la proveniente del capital combinado con la industria en un 2%, y la renta del trabajo con el 1% anual. Por esta medida fiscal, Esteban, fue criticado masivamente; sin embargo, la argumentación sólida de sus propuestas, especialmente la que definía como que Colombia se asomaba al siglo XX y no podía seguir dependiendo excesivamente del impuesto de aduanas como había acontecido a lo largo del siglo XIX.

Posteriormente, Esteban, en el gobierno de Pedro Nel Ospina[10], formó parte de la misión Kemmerer; esta consistía en un quinteto de financistas norteamericanos, que tenían como obligación asesorar al gobierno en la salida más viable al conflicto antes expuesto. La misión estaba liderada por el profesor Edwin Walker Kemmerer[11], considerado por el diario The New York Times en su edición del 9 de febrero de 1923, como: “Kemmerer es la persona que mayores conocimientos financieros posee hoy en día en los Estados Unidos y ha sido una verdadera adquisición para Colombia conseguir los servicios de este notable técnico”. En esta misión se consolidó la creación dela Superintendencia Bancaria,la Contraloría General y el Banco dela República.

3.         CON VOCACION DE FUNDADOR

 

Esteban, además, fue Ministro de Obras Públicas del presidente Carlos Holguín[12]. También,  Ministro de Hacienda en el mandato de Miguel Abadía Méndez[13], entre 1927 y 1928, época para la cual en el segundo Congreso Nacional de Cafeteros, realizado en Medellín, Esteban Jaramillo emprendió, el 27 de Junio de 1927, la fundación de la Federación Nacional de Cafeteros, entidad que hoy con 78 años de servicio al cafetero nacional y con la misión de “asegurar el bienestar del caficultor colombiano a través de una efectiva organización gremial, democrática y representativa”[14] ha permitido convertir el café de nuestro país como el mejor del mundo, además un producto de alta competitividad comercial en los últimos años. Sin embargo, en Colombia ya existía una Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), fundada en 1871, en donde el 60% de los agremiados eran agricultores.

Luego, en 1920, se realiza el Primer Congreso Nacional de Cafeteros, en donde la temática más importante fue el crédito agrario, por lo que Estaban impulsó la creación de la Cajade Crédito Agrario, Industrial y Minero, y el Banco Central Hipotecario; también fue participe de la elaboración de la propuesta del Banco Interamericano de Desarrollo. Todas estas ideas propulsadas gracias a la asesoría de la misión Kemmerer.  Por ello, hoy Juan Manuel Santos[15] afirma para orgullo de las obras que engendró Esteban: Vengo de la tradición hacendista, de Esteban Jaramillo, de Carlos Lleras Restrepo, de Alfonso Palacio Rudas, en la cual quien no conociera de café, quien no supiera de las angustias de los cultivadores del grano o quien no comprendiera la trascendencia vital de la caficultura, no tenía la menor posibilidad de entender la realidad de los problemas del país”[16]

 

4.       DE ÉL  SE HABLÓ Y SE SIGUE HABLANDO

También, en este periodo, conocido por la frase célebre de López Pumarejo[17] “prosperidad al debe”,  Jaramillo demostró  que el endeudamiento externo no era excesivo. Sin embargo, Esteban, se retiró del gabinete de Abadía Méndez, a pesar de que Abadía se refería de Jaramillo así: “Tiene mucha experiencia y más astucia que los demás miembros del gabinete”. Pero su retiro, se debió a la división que se provocó en el país por la manera desordenada como se invirtieron los empréstitos contratados a otros países en el nuestro. Una de las adversidades se pueden vislumbrar en las observaciones que realizó un ministro británico en Colombia: “De oscuro origen, ha amasado una fortuna, aunque vive miserablemente. Negoció todos los empréstitos de 1927 y 1928 y seguramente sacó tajada de ello. Es el espíritu dirigente de un fuerte grupo antioqueño llamado el Leviatán, el blanco de cuyos intereses es el peculio público. Es amigo de los métodos subterráneos en política y en administración. Inescrupuloso, subrepticio, falso y pernicioso, pero cauteloso; un chacal. Gravita alrededor de los intereses norteamericanos, probablemente por instinto (…)” Este implacable británico, de resentimiento con Jaramillo, probablemente por la alianza de Esteban con los norteamericanos; pero, sólo la responsabilidad de los actos de él, están impregnados en la conciencia de Esteban.  Sin embargo, Jaramillo, era conciente de las reacciones que se pudieron tomar en algún momento por la comunidad nacional e internacional y lo manifestaba así: “constituía el peor de los empréstitos y el más ruinoso de los impuestos”. Y fueron los préstamos internacionales y la poca visibilidad de la aplicación de los recursos, que permitieron los cuestionamientos en contra de Esteban, pero fue el inicio de una de las mayores crisis colombianas lo que obligó tal endeudamiento.

Ya para los años treinta, finaliza la hegemonía conservadora  por más de 44 años, e inicia la hegemonía liberal de la mano de Enrique Olaya Herrera[18], gobierno que contó en el gabinete, desde 1932 hasta 1934, con Esteban Jaramillo en el ministerio de Hacienda, a pesar de tener orígenes ideológicos conservadores.

Se propone que los conservadores manejaban una política de impuestos indirecta, mientras los liberales unos impuestos directos sobre la población; sin embargo, fueron estilos que Jaramillo, supo unificar y hacer eficaces para el país.

Quizá, este fue el período con mayores dificultades para él, ya que en este lapso de tiempo se le declaró la guerra al Perú; por esto en solemne sesión del senado en noviembre de 1932, cuando se informan los acontecimientos a la comunidad internacional, Jaramillo, propone su frase que perdura en la historia colombiana: “hasta hoy hemos hecho las finanzas de la paz, a partir de hoy haremos las finanzas de la guerra”. Fue esa decisión emprendedora, la que según los críticos más reconocidos, logró sacar a Colombia de una manera exitosa de la guerra sin complicaciones en el tema financiero.

Pero antes, entre 1930 y 1931, Esteban Jaramillo, debió enfrentarse con las políticas financieras que estableció la misión Kemmerer en 1923, en donde él, proponía una reactivación de préstamos por parte del Banco dela Repúblicapara el gobierno, hecho que empezó gradualmente a mejorar en el 31, cuando el Banco dela Repúblicapropicia varios créditos al gobierno, los cuales permitieron financiar gastos públicos que ayudaron la recuperación económica, tras tres años de sequía financiera.

Jaramillo, debió retirarse del gobierno de Enrique Olaya Herrera, debido a una persecución política engendrada por el Partido Liberal, a pesar de que al tiempo se le fue reconocido sus esfuerzos por el país colombiano y en 1931 fue considerado el personaje del año en Colombia

Esteban, fue senador y representante a la cámara por el Partido Conservador durante varias legislaturas; miembro de la delegación de Colombia ante la conferencia de cancilleres en 1939; delegado antela Conferencia Panamericanade Washington; delegado de Colombia ante el comité consultivo económico y financiero interamericano. Además, la amplitud de sus estudios y el conocimiento en la materia, lo convirtieron en una autoridad en América Latina en asuntos sobre hacienda pública.

También, fue profesor, inicialmente en la universidad de Antioquia en la facultad de derecho, luego se consolidó como el primer maestro colombiano de Hacienda Pública en el colegio de Nuestra Señora del Rosario y enla Facultad Nacional.Por su labor docente y de servicio a la nación, la universidad Pontificia Bolivariana le ofreció el reconocimiento “Honoris Causa” en sus bodas de oro laborales.

Jaramillo, perteneció a las academias de Jurisprudencia y de la lengua.

5.         FINANCISTA, MAESTRO  Y ESCRITOR

 

Algunos de sus libros y ensayos académicos son:

Actos y declaraciones de la voluntad

La carestía de la vida

La reforma tributaria en Colombia. Actas y declaraciones

La reforma tributaria en Colombia. Un problema fiscal y social

Postulados para un gobierno de unión nacional

Memoria de hacienda

Tratado general de hacienda pública

 

Estos dos últimos, son un clásico de la materia de hacienda pública, en numerosas universidades. Es un texto obligatorio desde hace muchos años.

El gran abogado, economista, ensayista, Esteban Jaramillo; del nivel de personalidades nacionales como: Clímaco Calderón[19], con el cual varios autores los relacionaban así: “Jaramillo, junto a Clímaco Calderón, inauguraron la fase científica humanista del pensamiento de la hacienda en Colombia, que será luego prolongada por hombres de la talla de un Lleras Restrepo y que cederá finalmente paso en la década del 60 y 70”   Es allí, en el recuerdo y en la aplicación de sus teoría durante tantos años, donde se demuestra la grandeza y la eficiencia de un hombre como lo fue Esteban Jaramillo, a pesar de su despedida definitiva el 22 de noviembre de 1947.

 

 

6.         JARAMILLO & Cía.

 

A pesar de los pocos precedentes conyugales de Esteban, se conoce que su matrimonio se realizó en Bogotá,  en 1905, con doña María Ferro Peña;  procrearon  cinco hombres y tres mujeres. Uno de sus más reconocidos hijos es Roberto Jaramillo Ferro,  gran impulsor como ingeniero de la empresa Acería Paz del Río

 

7.         LO QUE EN ABEJORRAL NOS QUEDA DE ESTEBAN

En un pueblo en donde hace muchos años no se registran grandes obras, en donde los líderes positivos se van huyendo de la esterilidad académica, en donde la indiferencia de sus hijos ya es una costumbre, casi una endemia, y en donde la historia local no se reconoce, valora ni protege, sólo nos queda el recuerdo de un hombre que como ciudadano fue ejemplar y que como profesional  “poseía los conocimientos suficientes para distinguir con claridad las ventajas y las desventajas de cada tributo y para advertir los requerimientos de toda estructura tributaria (…). Su estilo era sencillo y su argumentación contundente. Combinaba el razonamiento teórico de la hacienda con el conocimiento histórico del país.”[20]  Por más que tratemos de explicar su capacidad intelectual, sólo podremos conformarnos con una única respuesta: el excesivo amor por lo nuestro, y lo nuestro es el país, y lo nuestro hoy, es el mundo global, el planeta como un escenario para el hombre.

Por esto, cuando nos encontremos con el Palacio Municipal de Abejorral, vamos a relacionarlo con Esteban Jaramillo, ya que el gobierno nacional con su ley 56 de 1948 dispuso la construcción de este edificio en honor a su nombre.  Además, existe otra instalación que conserva el nombre de Esteban Jaramillo,  la Granja IntegralEsteban Jaramillo dela Federación Nacionalde Cafeteros, ubicada en municipio de Venecia, suroeste antioqueño; la cual tiene como función facilitar espacios investigativos y educativos al caficultor antioqueño.

8.         CONCLUSIONES

Esteban Jaramillo, fue uno de los cien señores  que estamos ¨desenterrando¨ ;  tal vez Esteban es el que con mayores méritos se escapa al juicio de la historia. Esto por la vigencia de su aporte al país en el tema financiero, económico y tributario. A su pueblo directamente no aportó nada distinto a su propia gloria; sólo el Congreso dela República, en su honor, hizo  aportes para construir la edificación que aquí llamamos Palacio Municipal. Se rumora, además, que Esteban llegó a negar su origen abejorraleño, igual que otro de los posibles Cien señores que aún vive y se avergüenza de su terruño.  Nos queda a los abejorraleños la tarea de revisar y juzgar el brillo de otro centenar de personajes. El juicio de la historia es un deber ético y moral en este pueblo que con tanto ¨señor¨ no ha podido salirle al paso al progreso verdadero.

A un hombre de la historia ha sido dedicado este ensayo.  Se conservan vírgenes muchos apartes de su vida, lo cual señala una nueva tarea para los amantes de la historia de este pueblo. Debemos identificarla a fondo y aplicarla en un presente que lamentablemente no ofrece visión y grandeza, como en el ayer de Esteban Jaramillo, cuando se crecía desde la necesidad, se luchaba desde la carencia y se construía pensando en todos, sin mayores apetitos de poder o de tener; pero sí con una pasión ferviente por el saber para llegar a SER

En conclusión nuestro país, y más específicamente nuestro pueblo, no puede seguir viviendo de glorias pasadas; glorias que como Esteban, se desconocen, se ignoran o simplemente se olvidan. Ya es hora de que emprendamos una tarea seria de ¨reconocimiento, valoración, conservación y proyección de nuestro patrimonio histórico¨; ya es hora de que nosotros, las actuales generaciones, pensemos en construir el presente, alimentado desde el pasado pero proyectado hacia el futuro. Es hora, finalmente, de que no nos quedemos en la gloria de los cien señores, que todos nos sintamos responsables de este municipio, y fundamentalmente, que la clase dirigente se ilustre en temas tan fundamentales como la planeación, participación y movilización comunitaria. Sólo actuando como abejas, es decir, en un inmenso grupo organizado y laborioso, señalaremos nuevos y mejores caminos a este municipio, que bien se lo merece, por la gloria de sus hijos antiguos, por lo que dejaron de hacer por Abejorral; pero, fundamentalmente, se lo merece el futuro de éstas y las generaciones que vienen.

Que vivala Historiaque nos permite reconocernos y desnudarnos.

Santiago Jaramillo Montoya



[1] Bambuco Abejorral del autor: Antonio,La Cilga Ríos, o sea, ANTONIO RIOS, también lo llamaron Tonelo y cantó con agrupaciones tan importantes en su época como Moriche y Utrera, Grabó su primer disco en EE.UU. Definitivamente ha sido, con Rufino Duque, una de las glorias musicales de este pueblo.

[2] Soneto  de Jorge Robledo Ortiz, titulado “Abejorral”

[3] Octavio Paz (1914-1998), poeta y ensayista mexicano galardonado con el Premio Nóbel de Literatura, considerado “el más grande pensador y poeta de México”.

[4] Leidy Alejandra Otálvaro Cortés. Revista Abejorral. Año1 Número 1 Segundo Semestre 2005

[5] Carlos Lleras Restrepo (1908-1994), político colombiano, Presidente dela República (1966-1970).

[6] Esteban Jaramillo, según la tradición oral, era chapín de un pie y un poco leporino, además de figura enjuta y temperamentalmente un tanto apocado

[7] José Manuel Marroquín (1827-1908), escritor y político colombiano, Presidente dela República (1898; 1900-1904)

[8] Rafael Reyes Prieto (1849-1921), militar y político colombiano, presidente dela República (1904-1909).

[9] Marco Fidel Suárez (1856-1927), político y escritor colombiano, presidente dela República (1918-1921). Nació en Bello (Antioquia).

[10] Pedro Nel Ospina (1858-1927), político y militar colombiano, presidente dela República (1922-1926).

[11]Edwin Walter Kemmerer (1875-1945), economista estadounidense. Desarrolló una intensa actividad como asesor financiero y económico de distintos gobiernos de países de todo el mundo, muy especialmente sudamericanos.

.

[12]Carlos Holguín (1832-1894), político colombiano, presidente dela República (1888-1892).

[13] Miguel Abadía Méndez (1867-1947), político, profesor y periodista colombiano, presidente dela República (1926-1930).

[14] Misión para el año 2005 del Cómite Departamental de Cafeteros de Antioquia

[15] Ministro de Hacienda, del gobierno de Andrés Pastrana

[16] Intervención de Juan Manuel Santos enla Clausura del LX Congreso Nacional de Cafeteros.

[17]Alfonso López Pumarejo (1886-1959), político colombiano, presidente dela República (1934-1938; 1942-1945).

[18] Enrique Olaya Herrera (1880-1937), político colombiano, presidente dela República (1930-1934).

[19] Clímaco Calderón (1852-1913), político colombiano. Magistrado dela Suprema Corte y secretario de Gobierno y de Relaciones Exteriores en dos administraciones. Presidente encargado dela República

[20] Afirmaciones de varios autores

9. BIBLIOGRAFÍA

 

  • Biografía Esteban Jaramillo. Luis Fernando Molina
  • Un hombre con peso. Juan Camilo Restrepo S
  • Un ensayo ambicioso. Juan Camilo Restrepo S.
  • Esteban Jaramillo. Banco dela República
  • El papel del crédito en las instituciones cafeteras colombianas.  Fidel H Cuellar Boada
  • Instituciones y desarrollo agrícola en Colombia a principios del siglo XX. Salomón Kalmanovitz y Enrique López E.
  • Apuntaciones parala Historiade Abejorral. Pbro. Julio C. Jaramillo R.
  • Revista Abejorral,  N° 1. Segundo semestre 2005
  • Carlos Uribe G. Tradición oral


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

%d personas les gusta esto: